Semillas de cáñamo


Las semillas de cáñamo son un súper alimento con un balance perfecto de los ácidos grasos esenciales Omega 3, 6 y 9. Además son ricas en calcio y hierro. Estas semillas, ya sea en polvo o en formato aceite vegetal, se usan para aliviar la inflamación, para nutrir el sistema nervioso y para fortalecer el sistema cardiaco.


Tienen una acción antiinflamatoria, emoliente, demulcente, tónica y regeneradora.


Cualidades

Rasa (sabor): dulce.

Virya (energía): refrescante.

Vipaka: dulce.

Efecto: VP- K+

Dhatus (tejidos que afecta): todos.

Srotas (sistemas que afecta): todos, en especial sistema digestivo, nervioso y reproductor.


A nivel digestivo, son muy eficaces para tratar el estreñimiento tipo vata (heces duras y secas), gracias a sus cualidades que humedecen y suavizan (demulcente y emoliente). También sirven para aliviar la inflamación en las membranas mucosas y úlceras.


A nivel endocrino, ayudan a disminuir síntomas de la diabetes como entumecimientos u hormigueos (Leson 1999).


Las semillas de cáñamo, también ayudan a reducir la inflamación en casos de: artritis, colitis ulcerosa, enfermedad de Cronh y síndrome premenstrual (Leson 1999).


El aceite de semillas de cáñamo se usa para reducir los niveles de colesterol LDL y las acumulaciones de grasa y para evitar la coagulación de la sangre (Leson 1999). En la piel se usa para reducir la inflamación causada por eczemas, psoriasis o acné.


Contraindicaciones:


No usar en caso de exceso de toxinas (flemas y lengua con cobertura blanca).


Dosificación:


Desde 5 gramos = 1 cucharadita; hasta 15 gramos = 3 cucharaditas.


Aplicaciones de las semillas de cáñamo:


Para combatir el estreñimiento.

Combinar una cucharadita de semillas de cáñamo en polvo más una cucharadita de triphala en polvo y una cucharadita de physilum o linaza molida. Agregar agua hervida. Beber todos los días después de la última comida del día.


En casos de debilidad, bajo peso, estados posoperatorios y en general desequilibrios vata de tipo nervioso.

Combinar tres cucharaditas de semillas de cáñamo molidas con una cucharadita de ashwaghanda en una leche vegetal (polvo o líquida). Beber todos los días, al menos dos veces al día.


Bibliografía: Ayurvedic Medicine. Sebastian Pole. 2006.






79 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Shatavari

Cúrcuma

Psyllium