Detox mental



Tal como el cuerpo físico, la mente también necesita desintoxicarse. A diario estamos expuestos a impresiones y estímulos, a veces, fuera de nuestro control y este exceso crea toxinas en la consciencia, responsables de la mayoría de los trastornos emocionales y mentales que experimentamos durante la vida.

Conocer la naturaleza de nuestra mente nos permite entender sus desequilibrios, mientras que, aprender a utilizar la mente como instrumento nos permite dirigir la atención a cultivar sentimientos que nos ayuden a sanar.


Para desintoxicar la mente:


De manera preventiva, es importante evitar aquellas impresiones que puedan alterar el estado de nuestra consciencia. Las impresiones son todas aquellas sensaciones que percibimos a través de los cinco sentidos, es decir, todo aquello que experimentamos diariamente durante el periodo de vigilia: lo que vemos, lo que escuchamos, lo que degustamos, lo que olemos y lo que tocamos. Estas impresiones pueden ser saludables, no saludables y excesivas. Por lo tanto, al igual como evitamos aquellos alimentos que nos hacen daño, el mismo cuidado debemos tener con nuestra salud mental.


Aprender la utilizar inteligencia para discernir entre las impresiones que me benefician y aquellas que no. Cuando no tenemos elección y no podemos evitar impresiones poco saludables debemos aprender a no integrarlas y hacerlas propias; por ejemplo, si en situaciones familiares no podemos evitar recibir críticas o consejos no solicitados, nuestra atención debe ir dirigida a no darle cabida en nuestra mente a aquello que escuchamos.


Los ayunos son muy útiles para desintoxicar el cuerpo, lo mismo sucede con la mente. Cuando somos capaces de dejar de ingerir impresiones la conciencia se vacía. Esto se logra principalmente a través de la práctica del silencio y la meditación.


Aprender a dejar ir hábitos y conductas que nos hacen daño, como también evitar personas o situaciones que intoxiquen nuestra mente también es una medida importante a tomar si queremos gozar de una buena salud mental y emocional.


Consejos según los doshas


En general vata es el dosha que más produce trastornos psicológicos, ya que domina el sistema nervioso y ante cualquier desequilibrio de inmediato perturba la mente. Las personas tipo vata requieren de mucha paciencia consigo mismos y tiempo para cambiar sus pensamientos negativos y preocupaciones.


Los trastornos psicológicos son menos frecuentes en las personas tipo pitta, ya que gozan de autocontrol, pero tienden a ser autorreferentes y en algunos casos asociales. Las personas tipo pitta necesitan ser más receptivos y no caer en juicios de valor. Además de aprender a usar su inteligencia para tomar el control de sus vidas e incorporar la autoaceptación.


Kapha es el dosha que menos desequilibrios emocionales o psicológicos experimenta. Es poco probable que las personas tipo kapha tengan comportamientos perturbadores, más bien tienden al letargo y a la apatía. Las personas tipo kapha requieren de tiempo y paciencia para responder de forma positiva a los cambios.


Bibliografía: Ayurveda and the Mind. The Healing of Consciousness. Dr. David Frawley. 1997.


#Menteyemociones #Autoconocimiento #Autocuidado #Hábitossaludables

163 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La mente